lunes, 7 de agosto de 2017

Virgen Niña. Colegio San Francisco Solano.

Traemos ahora un trabajo bastante reciente, finalizado hace apenas dos meses. Se trata de una escultura de estuco, salida de los talleres olotenses a inicios del siglo XX, que preside la sala-comedor del Colegio San Francisco Solano de Sevilla.
La pieza, muy alterada, mide 70 cm. de altura y presentaba una gran capa de suciedad y numerosos repintes  realizados con pinturas sintéticas. 





Detalle de los repintes en el rostro.








La efigie presentaba varios arañazos, golpes y rozaduras, y partes perdidas en la zona de la base. En ella aparecían clavos para sujetar piezas sueltas que ya no ejercían su función, pues estaban sueltos y oxidados, manchando y dañando el material original.

La intervención empezó con una limpieza superficial en seco de la obra, usando brochas, gomas y bisturí. Se consolidaron las partes rotas y los craquelados con peligro de desprendimiento y, posteriormente, se eliminaron los clavos de la base, encolándose las piezas sueltas y reintegrando volumétricamente las lagunas matéricas. Se realizaron las catas de limpieza y solubilidad.

Cata de limpieza en las manos de la Virgen.


Posteriormente, se limpió la obra de forma físico-química. Para ello se realizó una primera limpieza con jabón neutro diluido en agua a baja proporción, que eliminaba los depósitos superficiales y la capa ennegrecida de la imagen. Tras ello, se realizó una limpieza puntual de repintes utilizando alcohol isopropílico y dimetilsulfóxido, rebajados en agua.




Limpia la escultura, se procedió a aplicar un barniz mate a brocha a modo de estrato protector. Finalmente, con el estucado, texturizado y reintegración cromática, primero con colores al agua y finalmente con colores al barniz. El criterio de reintegración fue ilusionista, salvo en la laguna grande del brazo (donde estaba anteriormente el golpe y el faltante de soporte), que se realizó con regatino debido a su extensión, para hacerla discernible a corta distancia. Se dio por finalizado el proceso con un barnizado final aplicado a spray.


Detalle del rostro y las manos una vez terminado el proceso.


La presentación de la restauración de la talla fue aprovechada para que la Imagen presidiese un altar en la procesión del Corpus Christi del barrio de Nervión, donde se ubica el colegio.






Imágenes de la Virgen presidiendo el altar. 
Autoria de Andrés Quijano de Benito. Gracias, amigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario